Inicio

Lo que antiguamente era una cuadra de ganado se ha convertido hoy en una tradicional casa de aldea con cuatro apartamentos completamente independientes.


La respetuosa restauración, conservando el espíritu de antaño, han logrado un ambiente cálido y acogedor ideal para el descanso y el disfrute de la naturaleza.


La casa se encuentra en Nieda, una aldea a 2 kilómetros de Cangas de Onís, con vistas al Valle de Narciandi y presidida por la majestuosidad de los Picos de Europa.


Cangas de Onís es una tierra de leyenda y tradición enmarcada en el primer Parque Nacional Español, el Parque Nacional de Covadonga, donde se mezclan cumbres, bosques, arroyos y praderías de singular belleza. Los alrededores del municipio hacen de esta zona un lugar ideal para las excursiones y un recorrido idóneo para la práctica de deportes que suponen un contacto estrecho con la naturaleza.



El mobiliario y la decoración se han elegido con sumo cuidado para hacer de su estancia un tiempo de goce, paz y sosiego en un entorno con sabor auténtico y rural sin renunciar a las comodidades.

Cuentan con cocina completamente equipada: vitrocerámica, horno, microondas, frigorífico, ... asi como todo el menaje necesario.

Amplio salón comedor con estufa de leña, televisión, WIFI, etc. Calefacción eléctrica regulable y techos de madera en los apartamentos superiores.


Habitaciones exteriores dobles, muy luminosas que ofrecen una magnífica vista sobre la zona. Cuentan con televisión y baño completo con agua caliente y toda la ropa de cama y baño necesaria (sábanas, toallas, albornoces, etc).